Elaboración: selección de ingredientes

Selección de materias primas

El proceso de elaboración de Licaonat comienza con la elección de los ingredientes. De ellos, la estrella, es el cacao. Utilizamos cacao en polvo desgrasado: de todas las variedades y procedencias, se selecciona aquella que aporta el mejor sabor, consistencia y tonalidad al producto final. A continuación se añaden los demás ingredientes de forma equilibrada para definir el grado de fluidez óptimo que asegure la perfecta solubilidad y consistencia del producto.

Elaboración: cocción

Cocción

Siguiendo la fórmula original de Licaonat, la mezcla resultante es sometida a un tratamiento térmico para facilitar la disolución y preservar el producto de agentes nocivos. Durante el proceso se libera un aroma intenso a cacao que envuelve todo el edificio, creando un ambiente muy agradable.

Elaboración: atemperación

Atemperación

Una vez finalizado el tiempo de cocción, se templa el producto a una temperatura que permita el envasado. Todo el producto es filtrado para asegurar que la consistencia es regular y homogénea.

 

Elaboración: envasado

Envasado

El producto ya está listo y comienza el proceso de envasado. Cada botella de Licaonat es envasada, etiquetada y precintada de forma individual, a mano. A pesar de ser una tarea laboriosa, de esta forma nos aseguramos de que cada producto que servimos tiene el cuidado, la presentación y el contenido que consideramos óptimo. En definitiva, tratamos cada envase de Licaonat como si fuese el primero, el último y el único.

Elaboración: control de calidad

Control de calidad

Por último, de cada elaboración se extrae una muestra que es analizada en todas sus propiedades esenciales, mediante un exhaustivo control de calidad. Esta última prueba nos permite garantizar que el producto que ofrecemos cumple todos los requisitos de salubridad y asegura que nuestros clientes puedan disfrutar el mejor producto posible.