Ellos nos cuidan, nos riñen, nos castigan, nos inspiran, nos corrigen, nos ayudan, nos cambian los pañales, nos dan de comer, nos llevan al médico, nos ponen normas, nos recogen del colegio, nos enseñan a montar en bici, nos animan en el partido de baloncesto, nos ayudan a estudiar, no nos dejan bañarnos hasta que hagamos la digestión, se sientan a ver con nosotros nuestra película favorita, nos dicen en el coche cuánto falta para llegar, nos preparan para la vida, nos dejan jugar con su móvil, nos dan ejemplo, nos aconsejan, nos llevan al cine, nos ponen hora de llegada, nos esperan despiertos, nos dejan su coche, nos llevan al altar, se quedan con los niños, nos quieren…

Hay que ver cuánto hace nuestro padre por nosotros.
Pues este año, en vez de corbatas, regálale Licaonat 🙂

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on Pinterest